BLOG DE PENTAIR EUROPA

La fabricación europea es buena tanto para usted como para el planeta

Pentair ofrece soluciones inteligentes y sostenibles que permiten a nuestros clientes aprovechar al máximo los recursos esenciales de la vida. La mejora en materia de sostenibilidad ambiental es parte indeleble de nuestro ADN y nuestras soluciones ayudan a afrontar diariamente los desafíos mundiales del agua y el cambio climático. Así, como cabría esperar, nos tomamos muy en serio la responsabilidad de reducir nuestros propios efectos en relación con el cambio climático. Como cualquier organización con visión de futuro, probamos incansables todas las soluciones posibles para mejorar la huella de carbono mediante la reducción de nuestras emisiones directas.


Pentair CSR Report 2020

Nuestro objetivo es reducir en un 50 % nuestras emisiones de gases de efecto invernadero de Alcance 1 y 2 antes de 2030, además de alcanzar la neutralidad de carbono para 2050.


En Europa y todo el mundo, nos enorgullece el alto número de iniciativas implementadas que nos ayudan a alcanzar estos objetivos. Desde la iluminación exclusivamente LED de nuestras plantas europeas, hasta tratar nuestra propia agua y ser autosuficientes en energía solar en nuestra fábrica de Pisa, estamos dando grandes pasos en el seguimiento, la gestión y la reducción de las emisiones de Alcance 1 y 2 generadas por nuestras operaciones de fabricación.


Pero, ¿qué pasa con las emisiones de Alcance 3?


El Alcance 1 abarca las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que una empresa genera por sí misma, como al calentar un horno o hacer funcionar un vehículo. El alcance 2 ocupa las emisiones generadas indirectamente, como las de la electricidad que adquiere y que se produce en su nombre.


Las emisiones de Alcance 3 son las más difíciles de rastrear y cuantificar, aunque con frecuencia son el principal contribuidor. Definidas como aquellas "fuera de la propiedad o el control directo de una organización", constituyen la mayor parte de la huella de carbono de cualquier fabricante. En términos sencillos, el Alcance 3 abarca todos los pasos necesarios para hacer llegar el producto al cliente. Piense en las materias primas y los componentes adquiridos, las labores de envío e incluso de eliminación. En el caso de cualquier fabricante, estas emisiones integrales pueden representar con frecuencia el volumen de las emisiones directas.


Si el objetivo de su negocio, como el de Pentair, es la neutralidad de carbono, no es posible ignorar el Alcance 3. Este objetivo debe tomar en consideración estas emisiones indirectas. Ahí es donde nuestro compromiso con la fabricación en Europa puede marcar una diferencia notable.


Fabricado en Europa, verde para Europa


Los lectores habituales de este blog son plenos conocedores de los numerosos beneficios que conlleva ser Fabricado en Europa, para Europa. En publicaciones recientes hemos tratado los aspectos de una calidad superior, un mejor conocimiento del panorama de conformidad local, así como el "toque humano" local. Sin embargo, estudiemos ahora la ventaja adicional en términos de reducción neta de las emisiones de CO2 generadas en las labores de transporte.


Los envíos son un enorme generador de emisiones de Alcance 3 y un gran contribuyente a la huella de carbono general. Se estima que el transporte marítimo representa el 2,5 % de las emisiones de carbono generadas por el hombre. Un informe dirigido al Parlamento Europeo estimó que esta cifra podría aumentar hasta un 10 % antes de 2050. Al basar nuestra fabricación en Europa contribuimos a reducir drásticamente nuestro propio aporte a estas emisiones.


La fabricación local reduce considerablemente las emisiones de CO2 generadas durante el transporte.


Tomemos como ejemplo nuestra fabricación de depósitos. Pentair es el único productor a gran escala de depósitos de plástico moldeado en Europa. Disponibles en todas las formas y tamaños, su uso está muy generalizado, empleándose tanto en sistemas de almacenamiento de agua como en descalcificadores. Se moldean a partir de materias primas, es decir, gránulos de polietileno (PE), en nuestra fábrica en Bélgica.


Supongamos que enviamos 16 toneladas de pelets de PE en un único contenedor desde el lejano oriente. El coste en carbono de enviar ese contenedor alcanzaría aproximadamente 1.200 kg de CO2. Con esos pelets ya en Europa, Pentair podría fabricar unos 1.000 revestimientos de depósitos a presión con una capacidad de 300 litros.


Comparando, si esos 1.000 depósitos se hubieran fabricado en oriente y enviado "prefabricados" a Europa (hecho bastante frecuente), se habrían requerido nueve contenedores de envío, en su mayoría llenos de aire dada la forma de los depósitos. Además, el coste de carbono de ese envío habría alcanzado los 10.800 kg de CO2, nueve veces la cantidad de un único contenedor. ¡Esa es la cantidad de CO2 que absorben anualmente 500 árboles! Si aplicamos este mismo cálculo a cada depósito, armario y válvula que fabricamos, alcanzaremos fácilmente una gran suma, sobre todo en sistemas como los descalcificadores, con múltiples componentes que posiblemente deberían enviarse por separado y ensamblarse en Europa.

Illustration showing how Pentair dramatically reduces CO2 emissions by manufacturing locally from imported raw materials.
Figura A: El envío de componentes ya fabricados requiere más contenedores, generando así más emisiones de CO2. Figura B: Ilustra el modo en que Pentair reduce estas emisiones optando por la fabricación local a partir de materias primas importadas.

La fabricación local siempre es una buena noticia, de principio a fin


No obstante, el transporte no se detiene al alcanzar la orilla. Trasladamos nuestros propios componentes y sistemas por tierra entre nuestros centros de fabricación, donde también reducimos las emisiones optando por el ferrocarril para la mayor parte de nuestra logística interna, en lugar de la carretera. Además, actualmente solicitamos a nuestros proveedores que todos los transportistas por carretera utilicen exclusivamente camiones certificados y que satisfagan plenamente la norma europea de emisiones Euro VI.


No es necesario ser un genio para descubrir por qué especificar Pentair, Fabricado en Europa, para Europa, resulta beneficioso tanto para usted como para el planeta. Por eso nos apasiona y nos comprometemos a mantener aquí nuestra fabricación; por la misma razón, es una buena noticia cuando descubre y se preocupa por sus propias emisiones de Alcance 3.

¿SABÍA QUE...?

Otras formas en que Pentair Europe aborda sus emisiones directas:

Techo solar Pentair Pisa

La fábrica de Pentair en Pisa hace uso de un techo solar para satisfacer las necesidades eléctricas de la fábrica. En 2020, la instalación generó 1.121.556 kWh de electricidad, más de lo que consumió la planta, y el excedente se devolvió a la red eléctrica nacional.

La tecnología LED ilumina el camino

Tanto las fábricas de Pentair en Herentals como en Pisa han instalado iluminación LED de bajo consumo en sus fábricas, con una superficie total de 20.000 m2.

Reciclaje de aguas residuales en el Arno

En 2021, la fábrica de Pisa instaló su propia planta de tratamiento de toda el agua utilizada en los procesos de montaje y prueba. Toda el agua extraída del río Arno se devuelve a este, satisfaciendo así las normas de limpieza de las autoridades locales.

Flota eléctrica en Pisa

Pisa ha sustituido su flota de coches diésel por vehículos 100 % eléctricos con cero emisiones. Recargados por los paneles solares instalado en su cubierta, estos vehículos recorren diariamente más de 300 millas y suponen una reducción anual de CO2 de 13 toneladas.

Nuevo granulador más eficiente

Herentals instala ahora un nuevo granulador capaz de reciclar el polietileno descartado en el proceso de moldeo por soplado. Esta inversión recupera un 30 % más del PE desechado; esto se traduce en un mayor ahorro en las labores de transporte y manipulación de materiales.

Informe RSC Pentair 2020

Protocolo de gases de efecto invernadero

Calculadora de emisiones

Comparta el mensaje usando los siguientes iconos


18 visualizaciones