BLOG DE PENTAIR EUROPA

Momento Pentair: Matteau encuentra inspiración en la ducha


"El agua me golpea como una ola. Es como pasar de 0 a 100 km/h en cuestión de 3 segundos. Me enjabono, enjuago y vuelvo a sentirme humano. Justo entonces, mi cerebro se despierta plenamente: mis mejores ideas siempre surgen en la ducha. En casa o cuando estoy fuera, necesito esta emoción. Viajo mucho por trabajo y siempre me alojo en esta cadena de hoteles. Al acceder a la habitación, compruebo la calidad de la ducha antes que cualquier otra cosa".

Matteau Blanchet, diseñador de productos

La creatividad fluye gracias a la ducha

Si la creatividad de Matteau bajo la ducha se nos antoja un poco extravagante, debemos recordar que no es algo inusual. Las investigaciones de los mejores neurocientíficos sugieren que somos más creativos cuando estamos en la ducha. Disfrutando de tiempo a solas en un espacio cálido y cerrado. Libres de cualquier distracción y plenamente centrados en el momento. Cuando alcanzamos tal estado de relajación, aumenta el flujo de dopamina en nuestro cuerpo, y está demostrado que eso estimula la creatividad. Quizás por eso nos gusta tanto darnos una ducha.

"De hecho, para el 72 % de la población, las mejores ideas surgen en la ducha"

Aún así, ¿es posible que el grado de inspiración de Matteau sea proporcional a la calidad de la ducha? ¿Despertaría tanto su imaginación un chorro de agua tibia? Probablemente no.


El ingrediente secreto es el agua descalcificada

Podemos controlar la calidad y la presión de nuestras duchas domésticas y, en esencia, del agua que suministran. No obstante, como huéspedes de un hotel, nuestro "poder de ducha" está totalmente en sus manos. ¿Estará el agua suficientemente caliente? Sobre todo por la mañana, cuando el resto de huéspedes abren sus grifos al mismo tiempo. ¿Estará limpia? A nadie le gusta encontrar una mampara de ducha cubierta de restos de cal. Y... ¿tendrá mi ducha presión suficiente ahora que estoy en el último piso?


Por suerte, la posibilidad de ofrecer una ducha revitalizante a decenas o incluso cientos de huéspedes es más una ciencia que un arte. Mediante la correcta configuración del sistema de tratamiento de agua, cualquier hotel puede facilitar un abundante suministro de agua de alta calidad, todo el día. Se requiere una bomba potente para presurizar y llevar agua a las duchas de todo el edificio. Además, una buena caldera que convierta el agua fría en caliente. Y un último ingrediente esencial: el agua. Es necesario disponer de un suministro abundante, de alta calidad, de agua blanda y limpia; aquí es donde el tratamiento del agua desempeña un papel fundamental. Todo depende de los componentes del sistema y un descalcificador de calidad resulta esencial.


La ciencia de la descalcificación

Existen razones de sobra para tratar y mejorar el agua y, si el hotel se encuentra en una zona de agua dura, la concentración de calcio y magnesio es el motivo principal. Esto se traduce en la imposibilidad del agua para crear espuma y en que puede dejar sensación de picor en la piel. Para el hotel, puede significar la acumulación de cal en las alcachofas de las duchas, los grifos y una película blanca calcárea en las mamparas de cristal. En última instancia, la acumulación de cal en un sistema de agua puede reducir el caudal presente en las tuberías y la presión del agua. Nada de esto resulta beneficioso para promover esos momentos de "creatividad" de los que hablábamos.

Esos motivos nos llevaron a optar por descalcificadores a base de sal para reducir los minerales causantes de la dureza del agua. Los descalcificadores intercambian iones de calcio y magnesio por iones de sodio de la sal presente en el sistema. Este intercambio de iones se produce en el depósito de resina del descalcificador, donde se eliminan, recogen y sustituyen los minerales cuya presencia no deseamos en nuestro suministro. Periódicamente se proceda al relleno de sal y la limpieza del depósito de resina. El sistema completa está regulado por una válvula que permite la entrada de agua dura y la salida de agua blanda.


Es posible que disponga de un descalcificador en casa. No obstante, suministrar agua descalcificada para una operación del tamaño de un hotel es algo totalmente distinto que precisa de un sistema de descalcificación de alta resistencia a la altura de tamaño cometido.


Agua descalcificada a escala industrial

Un hotel exige un suministro de agua tratada a escala industrial. Deténgase un instante y piense: docenas de huéspedes, todos con ganas de ducharse al mismo tiempo. Aunque el principio es idéntico, eso requiere un descalcificador más grande con un depósito, conexiones y válvulas más capaz, y la habilidad de afrontar con éxito fluctuaciones exageradas en la demanda a distintas horas del día. A veces, podrán configurarse varios sistemas en paralelo para que ofrezcan mayor capacidad en horas punta o actúen como reserva en caso de avería o necesidad.

El tratamiento del agua también puede requerir la eliminación de otras impurezas presentes en la fuente hídrica. Además, los mejores sistemas comerciales pueden tener una capacidad de oxidación que, por medio de un catalizador, elimine otros contaminantes presentes, como el hierro. Estos sistemas suministran agua descalcificada, agua descontaminada o una mezcla de ambas.


Recuerde esto la próxima vez que encuentre inspiración en la ducha de un hotel, dedique un segundo a pensar en el sistema todoterreno de tratamiento del agua que se esconde en la sala de calderas. Su creatividad podría estar alimentada por agua de alta calidad, así de sencillo.

 

Si tuviera un minuto...


Exploremos el sistema de descalcificación comercial ProFlow de Pentair


La solución de descalcificación y filtrado ProFlow de Pentair se ha desarrollado específicamente como respuesta a las exigencias de usuarios comerciales, como hoteles y apartamentos. Permite eliminar los minerales que contribuyen a la dureza del agua, a la velocidad y medida que precisan los sistemas presurizados de gran volumen. ProFlow de Pentair está disponible con depósitos de varios tamaños, de hasta 200 litros, opción ampliamente mediante sistemas múltiples que funcionen en configuración simplex, duplex o en paralelo.


Los descalcificadores ProFlow ofrecen una amplia gama de configuraciones y están diseñados para funcionar con una válvula de control de 1" o 1,5", como el controlador inteligente NXT2. Una configuración simplex facilita la ampliación, in situ, a dúplex paralelo si aumenta la demanda de agua a tratar.


Pentair ProFlow de un vistazo

  • Pantalla multilingüe, de dos líneas, legible = su instalación y programación eficientes se traducen en la reducción del tiempo de configuración

  • Descalcificadores de hasta 200 litros en configuración simplex, duplex o paralelo= sistema versátil adecuado para diversas configuraciones

  • ProFlow ofrece medios y oxidantes multimix 5 en uno de hasta 1” = soluciones para distintos tipos de agua, no limitándose tan solo a descalcificar

  • Botella a presión avanzada de fibra de vidrio de alta calidad = totalmente resistente a la corrosión; diseñada y probada para una alta presión operativa

  • Depósitos de salmuera a la venta por separado = opción de elegir el tamaño del depósito que mejor se adapte a su instalación específica









1 visualización