BLOG DE PENTAIR EUROPA

Trabajo de prácticas en Pentair


En Pisa, Pentair enseña, guía y forma a sus becarios para crear futuros líderes. Cuatro de ellos recuerdan hoy su paso por el negocio.

El trabajo en equipo es el secreto del éxito

En 2009, Marco Calatroni se encontraba subido a una escalera pintando un balcón cuando recibió la llamada que cambiaría su vida. “Pentair tenía una plaza para hacer prácticas”, explica Marco, “y el resto, como suele decirse, es historia”.


Actualmente, Marco es Value Stream Manager en la planta de Pisa de Pentair y la suya es una más de las llamativas historias de éxito que han surgido del talento local fomentado en el programa de prácticas de Pentair.


Licenciado en ingeniería mecánica con interés en Lean Production, las prácticas de Marco se centraron en idear la optimización de las operaciones del almacén de Brescia.

“Si mi tiempo en Pentair me ha enseñado algo, es la importancia del trabajo en equipo”.

"En aquel entonces se asemejaba a un 'libro en blanco': mucha teoría y ninguna experiencia", afirma Marco entre risas. “Pero el 'método Pentair' se basa en conceder espacio a los becarios para probar nuevas ideas y no tener miedo a cometer errores. A día de hoy, continúo aprendiendo. El compromiso 'Win-Right' de Pentair sin duda me enseñó mucho. Pero si mi tiempo aquí me ha enseñado algo, es la importancia del trabajo en equipo en Pentair. El respaldo de mis compañeros es la clave del éxito general”.

 

Nadie es solo un número

Sara Amiraslani, Accounts Payable Team Leader, inició su carrera como becaria en Pentair Finance en 2017. También descubrió que había ganado una beca para un máster el mismo día de la entrevista para sus prácticas. “Todos en Pentair se mostraron muy comprensivos”, recuerda. “De lunes a viernes trabajaba en Pentair Finance en Pisa, mientras que el sábado debía levantarme temprano para atravesar en coche la Toscana y asistir a mi curso del máster en Florencia. Mis colegas me respaldaron enormemente y me ayudaron en una época muy complicada. Después de seis meses de prácticas me ofrecieron un contrato a tiempo completo y desde entonces no he vuelto a mirar atrás”.

“Realmente Pentair es una gran familia donde todos merecen y reciben respeto, todos son importantes y nadie es solo un número”

“Actualmente, mi departamento gestiona las cuentas de cinco filiales de Pentair y, aunque cada uno tenemos nuestras propias funciones y responsabilidades, la reunión de equipo de los martes es un punto central de la semana”, afirma Sara. “Siendo esta la cultura de Pentair, no he sentido la necesidad de buscar en otro sitio”, reflexiona. “Realmente se trata de una gran familia donde todos merecen y reciben respeto, todos son importantes y nadie es solo un número”. Para quien dedica sus días al trabajo con números, esa distinción resulta muy importante.

 

Explora una carrera profesional

Las prácticas no solo aportan una valiosa experiencia laboral y ventajas en el mercado laboral, también pueden ayudar a resolver complejas decisiones profesionales. Gabriel Pieri, ahora European Product Manager, se encontraba precisamente en esa encrucijada.


“Me había licenciado en ingeniería mecánica y había iniciado un máster cuando una agencia me contactó para realizar unas prácticas en Pentair”, explica Gabriel. “Las prácticas me ofrecían más 'experiencia real' que la educación superior, así que me decidió rápidamente. Acepté la oportunidad y, en retrospectiva, fue lo mejor que me podría haber pasado”.

“Si quieres algo con suficientes ganas, todo es posible”.

“Solo tenía 23 años, pero todas las piezas encajaron inmediatamente. Sepan que procedo de una ciudad italiana de provincia y de repente formaba parte de una compañía internacional de renombre y estaba rodeado de personas sobresalientes y productos de primera clase. Me concentré, dejé mi huella y comencé a trazar mis objetivos. Me marqué la meta de llegar a ser Product Manager, objetivo que logré en 2018. Eso dice mucho de los avances y la progresión de los trabajadores en Pentair: si realmente quieres algo con suficientes ganas, todo es posible”.

 

Traslada tu energía y entusiasmo al trabajo

Paulo Faeta, Lean Manager, se decantó por unas prácticas en Pentair tras un falso inicio profesional. “Al igual que muchos licenciados, después de cinco años en la universidad, tenía muchas ganas de iniciar mi carrera laboral. Acepté un puesto en asistencia técnica para otra empresa, pero después de un año comprendí que no estaba hecho para eso. Di un paso atrás y reconsideré mi futuro. Recordé haber disfrutado los tres meses que pasé estudiando Lean Principles en la carrera, así que cuando vi las prácticas de Lean en Pentair, la decisión fue fácil”.

“Los becarios aportan ideas novedosas y nuevas formas de pensar”.

Comencé mis prácticas algo tarde, cuando ya tenía 26 años, pero fue la mejor opción y nunca me he arrepentido; de hecho, ahora tengo un puesto que aprovecha mis puntos fuertes”.


Paolo compara su avance personal en Pentair con la experiencia de un actor. “Es posible que el guion ya esté escrito, pero la diferencia es lo que tú puedes aportar al papel: tu propia interpretación”, desvela. “Tanto si eres operador de máquina o consejero, siempre puedes aportar tu propia energía, espíritu y entusiasmo al trabajo. Pentair no se limita a reconocer estas habilidades, sino que las alienta positivamente. Como Lean Manager, permanezco atento a cómo las personas, los procesos y la tecnología pueden marcar la diferencia en nuestro negocio, pero ante todo son las personas: su exclusivo aporte personal convierte a Pentair en lo que es. Esto se aplica especialmente al caso de los becarios, que pueden aportar al negocio nuevas ideas y formas de pensar. Sí, han llegado para aprender, pero siempre me pregunto: "¿Qué podemos aprender de nuestros becarios?"

 

Inversión en futuros líderes

Se estima que el 80 % de las funciones críticas de liderazgo en Pisa las ocupan empleados que iniciaron su andadura laboral como becarios en el negocio. Al brindarles la oportunidad y permitirles dejar su huella, estos prosperan, crecen y optan por permanecer en la empresa. Todos los miembros de la familia Pentair se benefician de este enfoque.


Las prácticas representan un programa importante para cualquier empresa interesada en invertir en su propio futuro y descubrir nuevos talentos. En Pisa, Pentair optó por este modelo y encontró una fórmula ganadora para desarrollar a sus futuros líderes. Esperamos que el éxito de esta iniciativa continúe mucho tiempo.



1 visualización